normas de seguridad en la cocina

Las 10 normas de seguridad en la cocina


Josué Fernández Granados

El 8% de los accidentes laborales ocurridos en España se producen en hostelería. Por eso, hoy queremos centrarnos en aquellos riesgos y medidas preventivas que se deben tomar en la cocina, cuando ésta es un lugar de trabajo. Ya que nuestra labor es la divulgación de la seguridad y salud de los trabajadores, al escribir este artículo nos acordamos especialmente de todos aquellos profesionales que dedican su labor a la cocina en bares, restaurantes, hoteles… No obstante, estas normas de seguridad en la cocina bien podrían servir para evitar accidentes a nivel doméstico.

La mayoría de accidentes de trabajo que se producen en la cocina son leves, pero en ocasiones ocurren accidentes graves.

Este artículo no pretende ser un ensayo exhaustivo sobre la seguridad en las cocinas, sino simplemente dar unas pautas clave que debemos tener en cuenta y desarrollar si somos responsables de un negocio de restauración.

¿Cuáles son los accidentes más comunes en la cocina?

Los accidentes más comunes en la cocina son:

  • Cortes
  • Pinchazos
  • Quemaduras
  • Caídas y resbalones

Estos accidentes se producen muchas veces por prisas y/o mal estado de las instalaciones, herramientas de trabajo y máquinas. Es por ello, que debemos tener en cuenta las siguientes medidas.

1 – Mantener el suelo limpio y libre de obstáculos

Seguridad en el suelo de la cocina

Esta es una de las principales normas de seguridad en la cocina. Manteniendo un suelo limpio y libre de obstáculos evitaremos un riesgo típico en las cocinas:  caídas al mismo nivel, que puede provocar golpes o lesiones desagradables. Es muy común encontrar manchas de grasas, aceites o humedad en los suelos de las cocinas. Para evitar accidentes debemos mantener siempre el suelo limpio, libre de obstáculos y en caso de humedad tras la limpieza, señalizar la zona para evitar resbalones.

Cuidado también con otras estancias como las cámaras frigoríficas, almacenes, etc. donde el orden y la limpieza se hacen también fundamentales.

Este vídeo es duro, pero refleja una realidad que puede ocurrir en una cocina profesional cuando no se toman en cuenta las medidas de seguridad precisas.

2 – Mantener las herramientas manuales de corte bien afiladas, con mangos antideslizantes y protecciones en los extremos

Cuchillos, tijeras, hachas, etc. son herramientas del día a día en la cocina. Por los riesgos que entrañan debemos mantenerlas en perfecto estado de mantenimiento, desechar los que no sirvan y ¡cuidado con el exceso de confianza!

Además, debemos almacenarlos en lugares seguros, en los que no puedas cortarte accidentalmente. Cuando no estemos utilizando un cuchillo, es mejor apartarlo de la zona de trabajo. Y por supuesto, si estamos en casa y tenemos niños, los cuchillos siempre fuera de su alcance.

Conservar los cuchillos afilados también es importante. Aquí os dejo un artículo interesante sobre cómo hacerlo. 

3- Utilizar guantes de malla metálica durante las operaciones de despiece y troceado de alimentos.

Otra de las normas de seguridad en la cocina, en este caso para evitar cortes durante las operaciones de despiece y troceado de alimentos, es la de utilizar guantes protectores anticorte de malla.

Es importante que los guantes sean resistentes, estén en perfecto estado de mantenimiento y estén homologados tanto a nivel de seguridad anticorte (protección de nivel cinco) como a nivel de seguridad alimentaria (acero inoxidable).

4- Utilizar máquinas homologadas con los elementos de seguridad necesarios. 

seguridad máquinas de cocina CE

En cocina se utilizan muchas máquinas de corte, picado, etc. que pueden provocar graves accidentes o amputaciones. Es por ello de gran importancia el uso de empujadores y carros alimentadores en las máquinas auxiliares, así como la revisión periódica de los dispositivos de bloqueo y enclavamiento de las máquinas. Las máquinas a utilizar deben estar homologadas (marcado CE, etc.).

5- Utilizar elementos de protección frente a quemaduras

Guantes, chaquetillas, mandiles, etc. pueden ser elementos que nos protejan frente a quemaduras por contacto directo o por salpicaduras. Además, debemos utilizar métodos de trabajo adecuados como no mezclar agua con aceite caliente o eliminar el exceso de agua en alimentos antes de introducirlos en el aceite caliente. También se pueden utilizar tapas u otro tipo de barreras que impidan salpicaduras.

En la cocina moderna se están introduciendo otros elementos con los que hay que tomar medidas adicionales. Es el caso, por ejemplo, del nitrógeno líquido, que por su baja temperatura puede provocar graves quemaduras y daños. Los trabajadores que utilicen este tipo de elementos deben estar informados de los riesgos que suponen y de las medidas preventivas y de protección que se deben llevar a cabo.

Para evitar quemaduras es importante también tomar otro tipo de medidas como:

  • Evitar llenar los recipientes con líquidos calientes hasta arriba.
  • Evitar el desplazamiento de recipientes calientes de un sitio a otro en la medida de lo posible. Configurar la cocina para que estos desplazamientos sean lo más cortos posibles.

6- Mantener la instalación eléctrica adecuadamente 

Riesgo eléctrico en la cocina

En cocina hay múltiples aparatos eléctricos que pueden provocar accidentes por contactos eléctricos directos o indirectos. Es por ello, que es necesario realizar un mantenimiento periódico de los elementos eléctricos por parte de personal cualificado. Ante cualquier avería o elemento eléctrico en aparente mal estado avisar al responsable para su valoración y subsanación. Además, en la cocina el riesgo eléctrico se ve incrementado por la humedad que puede haber en el suelo, elementos de cocina o en las manos. De todos es sabido que la humedad y la electricidad no se llevan bien. Es importante secar las zonas húmedas y las manos cuando cuando puedan entrar en contacto de forma directa o indirecta con la instalación eléctrica.

Seguro que te interesa conocer las 5 reglas de oro frente a riesgos eléctricos

7 – Disponer de un botiquín

botiquin cocina

Tener un botiquín siempre a mano es un elemento indispensable en cocina como útil de primeros auxilios frente a cortes, quemaduras, golpes, etc. El botiquín tiene que tener todos los elementos indispensables de cura, estar señalizado, permanecer en buen estado y no contener material caducado. Para ello, se debe revisar periódicamente.

El botiquín no previene de accidentes, pero si ayuda a que estos se traten de manera inmediata y se eviten consecuencias mayores.

8- Disponer de extintores y elementos de protección frente a incendios

tipos de extintores cocina

En cocina se debe disponer de un plan de emergencias y evacuación, señalización adecuada, elementos de extinción de incendios homologados y revisados según normativa. Además el personal de cocina debe estar formado sobre la utilización de dichos elementos, de forma que ante un conato de incendio se pueda actuar con rapidez y evitar una catástrofe.

Los detectores de incendio así como las campanas automáticas de extinción son elementos de gran eficacia y muy importantes en la cocina profesional. Para más información sobre extinción de incendios en la cocina visita nuestra entrada: Tipos de extintores, ¿cómo se clasifican para cada clase de fuego?

9 – Mantener un ambiente de trabajo seguro en la cocina

En la cocina existen condiciones ambientales de trabajo que pueden producir daños en la salud de los trabajadores. Estas condiciones se dan especialmente en grandes cocinas industriales. Entre ellos destacan: el ruido y el frío o calor extremos.

Además, el estrés producido por malas condiciones laborales produce una decadencia en la atención, lo que puede provocar accidentes.

10 – Conservar y manipular correctamente los alimentos.

Malas prácticas de conservación y manipulación de alimentos pueden dar lugar a eventos no deseados.

La presencia de virus, hongos y bacterias en la cocina puede suponer un riesgo biológico tanto para trabajadores como para comensales. Este riesgo, si no es bien tratado y mitigado puede producir enfermedades no deseadas.

Riesgos higiénicos en la cocina normas de seguridad

Para mitigar estos riesgos higiénicos son imprescindibles las siguientes medidas de seguridad:

  • Formación del personal de cocina como “Manipulador de alimentos”
  • Mantener una limpieza estricta y adecuada en la cocina
  • Frecuente higiene de manos
  • Etiquetar alimentos y respetar las condiciones de conservación
  • Almacenar los alimentos de forma adecuada y evitar contaminaciones cruzadas

Es importante también separar los productos de limpieza de los alimentos. Los productos químicos utilizados en la cocina, normalmente para limpieza, tienen que estar correctamente etiquetados y almacenados de forma que se evite su uso inadecuado no intencionado.

BONUS – RIESGOS POSTURALES

Las posturas en la cocina, el hecho de estar de pie, etc. supone una serie de riesgos ergonómicos que suelen afectar a la espalda del trabajador o a sus extremidades.

Realizar los descansos oportunos y una buena organización del trabajo hace que se disminuyan estos riesgos.

Y hasta aquí nuestras normas de seguridad en la cocina. Y tú, ¿Qué normas de seguridad crees que son importantes para la cocina? Déjanos tu opinión en los comentarios

Si te ha gustado el artículo comparte en redes sociales y comenta…

4 6 votes
Article Rating
Suscibirse
Notificar de
guest
4 Comments
los más antiguos primero
los más nuevos primero los más votados primero
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Carlos Paredes
Carlos Paredes
1 Año hace

excelente, considero también sujetarse la cabellera como seguridad e higiene

Mario Vazquez
1 Año hace

Con el paso del tiempo la industria de los restaurantes aumenta en variedad, y así mismo lo hace el público dispuesto a pagar por estos platillos, por lo tanto, también crece el margen de error y accidentes en la cocina, por esta razón siempre debemos capacitar a nuestros colaboradores en normas de higiene y seguridad industrial orientadas a la cocina.